Numero 629 630 631 » Evangelio
  • Disminuir
  • Por defecto
  • Aumentar
  • Imprimir
Bookmark and Share
Fr. Jesús García - Misionero Capuchino

Fr. Jesús García

Misionero Capuchino

 

La sencillez de la vida cotidiana en medio de los pemones

Escenas gransabaneras de un fraile capuchino

 

Gran Sabana VenezolanaDesde esta sección de Venezuela Misionera ustedes han podido conocer diversas experiencias de vida evangélica de muchos hombres y mujeres que apuestan por algo más, que creen en la civilización del amor y que trabajan por conseguir, desde la fe en Jesucristo, una luz de esperanza para el mundo desde sus propuestas misioneras.  En el número pasado ya dimos la primera entrega de una serie de capítulos sobre la sencilla pero entregada vida del fraile capuchino Jesús García. Ahora nos seguirá contando en detalle su experiencia formativa y apostólica que, durante estos últimos años, ha tenido en medio de los indígenas pemones del Vicariato Apostólico del Caroní.

El hno. Fidencio deja al fraile en el aeropuerto local; vuela en avioneta de Rutaca a Urimán; descendieron en Wonkén para dejar a Gloria Peña; a las 10:40 a.m. aterrizaron en su destino; la Hermana Olga salió a recibirle; el fraile saludó a Mariano, pariente del legendario Hermano Korta, y a sus trabajadores, en su local comercial; dejó sus cosas en la casa parroquial y fue a casa de las hermanas, para saludar a las compañeras de Olga; Ángeles está en hamaca, con diarrea (perdió el Real Madrid); encontró a la joven Grisel en la cancha de futbolito, donde los muchachos tenían un partido; muchos niños y niñas se acercan a saludarle; la superiora, Janet, estaba en la escuela; están todas contentas por el séptimo grado, que han abierto en este curso; eso significa que tienen clase mañana y tarde, y los fines de semana la Universidad Pedagógica Libertador; así se sale adelante, no hablando paja contra Bush y los oligarcas; son más de treinta alumnos en séptimo.

Urimán: descanso, oración y estudio

Almuerzo, siesta en la hamaca de la salita de la casa parroquial; puede ver noticias gracias al Directv de Simón, quien sigue siendo el ‘utility’ de Olga; el tiempo que el fraile pasa en esta comunidad es tiempo de descanso, oración y estudio; confiesa muchachos y muchachas antes de que se ponga el sol; la Hna. Olga está feliz con la ampliación que está haciendo en el ambulatorio; según Simón, necesita más de quince millones de depreciados bolívares sólo para el piso, por el costo de los fletes aéreos; el fraile cena con las Hermanas; un poco de tv antes de dormir; el fraile devora páginas del texto de Estética de Plazaola.

Otra jornada entre mineros y misioneras

Levantada, aseo, desayuno en casa de las Misioneras del Divino Maestro; misa con las misioneras y sus discípulos; los alumnos llenan la capilla; son muy pocos los otros feligreses; es el ambiente corrosivo de la mina; homilía centrada en la fiesta del Divino Maestro; las Midima (Misioneras del Divino Maestro) son buena noticia para Urimán (salud, educación, catequesis, sacramentos...); más tarde hubo actos culturales en la casona y juegos en las canchas vecinas; el animador es Dionisio, el coordinador del Núcleo de Educación Rural de Urimán; al final de los actos culturales bailan chochimán, encabezados por Welimán, anciano de la comunidad de Kapaure; Janet aprovechó la avioneta de Gobernación, que trajo a la Doctorcita Susy, para irse a Ciudad Bolívar.

Necesaria formación permanente

Como siempre, en el tiempo libre el fraile hace caminatas por el pueblo y estudia en casa, en la hamaca; páginas de Plazaola; rehace el itinerario intelectual que le trajo a este texto; hace años, cuando todavía estaba en el Instituto de teología para religiosos, pidió al profesor Pedro Trigo que le indicara un teólogo ‘enemigo’ serio (corrigió Pedro: ‘de un proyecto teológico pastoral diferente’): Hans Urs von Balthasar; entonces comenzó  a leer dos tomos de ensayos de dicho autor; años más tarde, en la biblioteca central de la Provincia de Castilla, en Madrid, encontró y leyó el primer tomo de Gloria, una estética teológica; en La Merced, en Caracas, topó dos textos sobre estética, el de Plazaola, que ahora lee, y uno que está en la cola, de un tal De Bruyne, dedicado a la estética medieval.

Gran Sabana VenezolanaDe nuevo a casa

Mañana de lectura de Plazaola; avanza bastante en el texto de estética; combina la lectura con caminatas cortas; no quiere alejarse por si hay chance para volar a Sta. Elena; cerca de las 12:00 m, en avioneta subsidiada por la Iglesia adventista norteamericana, con piloto gringo, llamado Roberto, junto con dos mujeres embarazadas referidas por la Doctora al hospital municipal, el fraile viajó a la capital; aterrizaron en la pista de Maurak; tomó un taxi a Sta. Elena; el taxista estaba llevando al preceptor de varones internos de la Escuela Granja, un pemón, vestido con las chaquetas de safari, que tanto gustan a los pemones ‘ilustrados’; a las 2:00 pm estaba en casa, almorzando; no ha llegado Garik, el nuevo párroco; el fraile conversa con el Obispo para ponerse en sintonía con la cotidianidad local; todo bien, gracias a Dios.  

Ayuda misionera para el Vicariato

Por la ventana se cuela el ruido de los festejos escolares de ‘Fe y alegría’, junto con el canto de las chicharras y la luz del mediodía, tamizada por las ventanas polvorientas; el fraile trabaja en la trascripción de la síntesis del documento ‘Ministerios ordenados’ (Concilio Plenario de la Iglesia en Venezuela), para ‘El comunicador’, boletín parroquial; llamó José Luis Andrades pidiendo hospedaje para J.P. Wyssenbach, sj,  y una profesora, que vienen a dar unos talleres sobre Matemáticas en ‘Fe y alegría’ y en Wonkén; comenta que tuvieron un primer encuentro formativo para catequistas, en el bajo Apure, con un equipo de misioneras; dijo también que quieren dar continuidad a las reflexiones sobre interculturalidad, con un equipo selecto, donde estarían, entre otros, Ignacio Castillo, sj y Pechín, educador de ‘Fe y alegría’.

Un diversificado para “fe y alegría”

María Isabel trajo las cartas para el Hno. Korta y el P. Arturo Sosa, pidiendo el encuentro sobre interculturalidad, para los educadores de su escuela; ella quiere que el fraile la asesore en el diseño del proyecto de diversificado en manejo de recursos ambientales; el fraile ha escuchado que a los de S. Francisco les aprobaron un bachillerato experimental y en el momento de arrancar no tenían idea de qué iban a hacer; almuerzo, siesta; el fraile despierta para avanzar en la lectura de Micó, herramienta para la formación franciscana; los postulantes terminan su trabajo manual y se van con el guardián a jugar futbolito; el fraile hace una caminata, con encuentros fortuitos y vuelve a casa para las vísperas y la misa (homilía evangélica: la verdadera praxis es la vigilancia de sí, cita de los padres y las madres del desierto); Marisabel hizo entrega de un papel de trabajo sobre el diversificado que están diseñando para el ‘Fe y alegría’ local; el fraile debe hacerle unas observaciones para el siguiente día.

Formar la conciencia de los indígenas

Entre los encuentros fortuitos, Jerry André y Rodrigo Menque; el primero dice que se ha venido a Sta. Elena, porque lleva dos años trabajando con la Federación de Indígenas del Estado Bolívar y no ha visto ni un bolívar (muestra sus zapatos rotos); manifiesta que hay mucho personalismo, que debilita las organizaciones indígenas; piensa que hay que trabajar mucho en la formación de la conciencia crítica del común de la gente y de los jefes de comunidades, para que elijan juntas directivas coherentes con los intereses de las comunidades; Menque hace un eco a la reunión de los sectores 5 y 6 sobre demarcación; pronto estará la versión final del dossier del sector 5, que según Juvencio ha costado cuatro años de brega; Rodrigo dice, muy sabiamente, que no puede tardarse cuatro años el proceso para cada sector. Después de misa, cena y completas; el guardián y el fraile cierran con tertulia, a la luz de las estrellas.

Una jornada cualquiera

Clase de Espiritualidad Franciscana, siguiendo el texto de Micó; contexto histórico; historia de la vida consagrada; constantinización y monjes del desierto; Cluny y Císter; movimientos pauperísticos laicales; artesanos, mercaderes, ciudades, democracia; papado e imperio; güelfos y gibelinos; feudalismo y capitalismo incipiente; nobles y burgueses; sermonarios y catedrales; las investiduras laicas; la reforma gregoriana; simonía, concubinato y nepotismo; S. Bernardo; peregrinaciones y cruzadas; órdenes militares y órdenes mendicantes.

Luego el fraile lee el papel de trabajo que le entregara Marisabel y le hace correcciones ortográficas (menudencias) y observaciones de fondo; matriz occidental, burguesa, de pedagogía individualista, superficial (sólo conocimientos y técnica: conocer y hacer, sin ‘ser’ y ‘convivir’), productivista (la naturaleza representa sólo recursos para explotar), que no da lugar a las vivencias y a la estética. 

Gran Sabana VenezolanaSemana aniversario en la escuela

El fraile da una vuelta por las aulas de ‘Fe y alegría’, saluda a alumnos, profesores, obreros, empleados y personal directivo; entrega a la directora sus observaciones; participa en el breve brindis por los once años del colegio; se ve un buen ambiente, familiar; los educadores fundadores (Saturnino y Margarita), Gladys (secretaria) y Jorge (director encargado), dicen unas palabras; el mejor orador fue Nino, con una mezcla de unción y jocosidad; las carteleras tienen relación con la semana aniversario; hay poca presencia de símbolos de la cultura pemón; existen rincones bolivarianos y crucifijos; almuerzo (dialogan sobre Urimán, los mineros, el mercurio...).

Una lectura repentina

Los postulantes bregan con la limpieza del patio; Alfonso fue de compras con Miguel (víveres para Vista Alegre); Miguel sugiere que lleven el Toyota parroquial, y por lo mismo lo manda a alinear; el fraile lee parte del ejemplar de la revista SIC, con una editorial que llama a apostar por la democracia (soluciones para los problemas del pueblo, en libertad), un artículo de P. Trigo (de la servidumbre al servicio: ni opresión ni autarquía; solidaridad desde abajo), otro de Armando Rojas Guardia (el mito y la historia, Plotino y Jesús, la vuelta a los orígenes y la utopía, el ser y la historia, el silencio y la solidaridad, sin olvidar el misterio de la Pascua).

El hermano Korta y el antropólogo

El fraile estaba frente a la catedral, ya en camino a Mapaurí y S. Ignacio, con Lucio como copiloto, cuando vio que arribaban el Hno. Korta y Lucho, un antropólogo gallego que está haciendo su doctorado y colaborando en Tauca; van camino de Boa Vista a unos contactos relacionados con apicultura; el fraile los saluda y envía a casa; deja a Lucio en Mapaurí y preside la misa en S. Ignacio; les anuncia la salida de Miguel, quien va destinado a La Pastora, en Caracas.

En la tarde, cuando el fraile estaba bajando, caminando, a la capilla S. Francisco, le sorprendió ver llegar nuevamente a Korta y Lucho; regresó a casa para hospedarlos; Korta bajó luego con el fraile a misa; le contó que tuvieron problemas para pasar a Boa Vista porque les exigían esperar diez días después de la vacunación, si no tenían constancia de haber sido vacunados antes; más tarde el fraile hizo una constancia de que Korta, siendo veterano misionero en Amazonas y Bolívar, había sido vacunado otras veces; Korta le recomendó un texto de Willy Jaeger, un monje benedictino, apasionado del diálogo con el budismo zen.

Digitalización y santísimo

Reunión larga con el Obispo, Jesús De La Torre y Javier; asunto: Centro de Documentación Digitalizado y su página Web; la Logoteca Pemón en lenguaje informático; supongo que Fr. Cesáreo y Mons. Mariano, desde el seno del Padre Bueno, estarán muy contentos; Jesús asoma una idea interesante: una semana del Vicariato, para ‘meter ruido’, es decir, hacer un poco de publicidad sobre quiénes somos, dónde estamos y qué hacemos.

Rafael y Asún, quienes han venido de España, se acercaron a la sacristía a saludar; sólo estarán unos pocos días en Sta. Elena, porque Asún debe regresar a España para la operación de su padre; cena, unos minutos intermedios y una hora de adoración al Santísimo; tiempo de silencio delante del Maestro de la Luz; ‘ilumina las tinieblas de mi corazón y dame fe recta, esperanza cierta y caridad perfecta...’; tiempo de hamaca; antes de dormirse el fraile leyó un artículo de Schmucki sobre la oración y la formación para la vida capuchina. En resumen, a más oración, mejor formación.

Otra jornada en la Misión Dos postulantes se encuentran en sus celdas, estudiando y orando; Richard fue a la misa episcopal; por la ventana se cuelan los cantos de los gallos y de los pajaritos, mezclados con la voz del niño que pregona la venta de pescado (‘el pescaderito del pueblo’); en el desayuno hablaron acerca de la dramática situación del pueblo warao.

El fraile recibió a Rafa y Asún, quienes le obsequiaron una botella de vino del viñedo de la familia de ella, unos dulces y le entregaron el texto de Le Goff que había encargado a Miguel Antxo, quien le mandó el suyo, con unas letras que hablan de su trepidante ritmo de vida; el fraile hizo el funeral de Miriam Olaya, colombiana víctima del accidente del bus de Turgar, que volcara el día anterior en ruta hacia esta ciudad; el funeral estuvo muy concurrido; Marlene, catequista, debía ser amiga muy cercana, porque vino a encargar el oficio y se le veía profundamente afectada, como su esposo Ramiro.

El encuentro con Demetria

Demetria le cuenta que se ha iniciado un proceso de cambios en el liceo, con dos fuentes de cuestionamientos, un grupo de estudiantes emprendedores (pidieron audiencia presidencial) y unas profesoras cubanas con un grupo de educadores recién llegados a dicha institución; parece que los que hacen más resistencia son algunos profe sores veteranos; el proyecto es muy ambicioso; implica ampliar la infraestructura y cambiar la parte técnica a otro terreno, donde puedan desarrollar áreas productivas; posiblemente vayan a ‘Maranathá’, fundación del Ing. Sergio Eminián; ella es coordinadora de diez secciones, entre novenos y primeros de Ciclo Diversificado; veinticuatro horas administrativas y doce docentes (geografía turística); está elevando el nivel de exigencias académicas y dando pautas de pedagogía activa; ella hizo muchas preguntas ingenuas sobre Cuba y sobre el proceso chavista; el fraile es crítico y duro, por eso ella terminó diciendo: ‘me has enfermado... no, me has abierto los ojos’; los postulantes y el aspirante compartieron fiebre futbolística con Fidencio; tiempo de hamaca, Le Goff y sueño reparador.

Gran Sabana Venezolana

Espiritualidad franciscana

Clase de Espiritualidad franciscana; ecos al capítulo sobre la experiencia de Dios en Francisco de Asís; entrada en el capítulo de la vida evangélica (propuestas monástica, canónica [bajo la regla agustiniana] y laical); insistencia en la vigilancia para no convertir el poder, el tener y el placer en ídolos; la constante de la vuelta al Evangelio como cuestionamiento a dicha idolatría (Jesús, los monjes del desierto, Benito, Cistercienses, Francisco, Vaticano II, Medellín); las reformas franciscanas como constante, fruto de la tensión entre ideal y realidad; brochazos de historia de la evolución de la Orden; algunos detalles, con fotos de Asís, la Basílica, Le Carceri...; Elías, un traidor al proyecto de Francisco que muere en un eremitorio, reconciliado con la Iglesia y con el proyecto del Poverello.

Algunos asuntos parroquiales

En el jardín, la luz solar es acompañada por los cantos de cigarra; ya estamos en la fresca seca; parece que el hermano asno va venciendo por sí solo la amenaza del catarro; hace unos días que ronda la gripe, incluyendo malestar en los pulmones y en la garganta; está bueno el vino que le obsequiaron Asún y Rafa; el evangelio de hoy es la purificación del templo; sexta, almuerzo, siesta; en la tarde trabajó en el editorial de ‘El comunicador’; llegó Garik; comienza la tarea de ayudarle a asumir su rol de párroco; el fraile preside la misa en catedral; Carlos, el conventual, fue a la capilla San Francisco.

De cerca con la política

Los jefes de comunidades tendrán el día siguiente, en Maurak, una reunión sobre la demarcación y la coyuntura política, incluyendo la evaluación de la posición del alcalde, quien ha hecho pública su precandidatura a la Gobernación, y ha creado un partido diferente a TEI sin consultar a aquellos que lo llevaron a su actual puesto de alcalde; el partido que ha creado es Wakü.

Menque, quien ha recibido ofertas para lanzarse a candidato a la alcaldía, está de acuerdo en que la posición del alcalde es una tontería, debilita lo alcanzado por TEI para lanzarse tras una quimera; hoy es el segundo día de firmazo oficialista.

Fragmentos literarios

El fraile disfruta de páginas de Marcos Ricardo Barnatán sobre Jorge Luis Borges: abuela inglesa, adolescencia burguesa, familia señorial (guerreros venidos a ser burgueses acomodados y cultos), padre que queda ciego, estada en Suiza durante la primera guerra mundial, regreso a Buenos Aires (lugar de su fervor), vanguardismo y argentinismo, el tiempo, la soledad, la muerte, Macedonio Fernández (gran conversador)...

Evoca dos ideas de la obra sobre Borges: el escritor continúa la estirpe de guerreros, pero sus batallas son otras; Macedonio era un maestro desde la penumbra (sin fama), en la conversación (nada institucional).

Algo le hizo recordar el artículo de Mario Vargas Llosa sobre el breve pleito de Popper y Wiggenstein en una Cátedra de filosofía moral londinense; allí Vargas Llosa, citando a un confidente de Popper, afirma que el gran pensador nunca recibió un beso de su madre y nunca besó en los labios a su esposa. Pobre Popper. Ojeando un texto sobre la vida y obra de Alejo Carpentier tropieza con un dato sugerente: ‘Los pasos perdidos’ es la transmutación literaria de un viaje de Carpentier a La Gran Sabana (en avión) y al Amazonas (en barco, como el Hno. Oteiza, remontando el Orinoco).

La famosa demarcación de tierra

Jorge contó al fraile que hay acuerdos entre los jefes de comunidades acerca de la necesidad de agilizar el proceso de demarcación, dentro de los lineamientos constitucionales; sólo el jefe de Chirikayén ha cedido a la propuesta de funcionarios gubernamentales de pedir títulos de campesinos (Procuraduría agraria e Inti); finalmente los otros jefes le ayudaron a abrir los ojos; hay movimiento de varios criollos, incluyendo brasileños, para lograr sus títulos de propiedad; Jorge abandonó la reunión cuando pasaron a la cuestión política.

El fraile bajó a Manakrü y tuvo una larga conversa con Rodrigo Menque, acerca de la última reunión de sector en Maurak; hubo dos puntos, demarcación y coyuntura política; nada nuevo en relación a lo primero; en cuanto a la política, el alcalde negó que esté vinculado con el partido Wakü (evidente mentira), y expresó que no ha decidido su candidatura a la Gobernación; Menque cree que Ricardo está guabineando y que los jefes de comunidades no tienen claridad y firmeza para confrontarlo.

Jesús García-Misionero CapuchinoVisita misionera a Urimán

El fraile logró volar de la capital municipal a Urimán, tocando antes ‘Los frijoles’; desde el aire pudo ver “La ventana”, otro poblado minero; contó alrededor de trescientos toldos azules, refugios de mineros; se hospedó en la casa parroquial; se acercó a saludar a las Hermanas; se encuentran las cuatro en casa: Olga, Ángeles, Janet y Grisel. Al igual que en otras ocasiones, comparte con ellas las comidas y la misa; poca concurrencia a las misas de aguinaldo. Tiempo libre, para caminar, orar y estudiar.

Trabajo y diálogo con las hermanas

Luego trabajó dos horas amarrando hayacas, con las Misioneras del Divino Maestro; más tarde conversó con Mariano acerca del Hno. Korta y la Universidad Indígena de Tauca. Laboró con la Hna. Janet haciendo un proyecto para buscar recursos para el comedor escolar de Urimán; reflexionó acerca de la necesidad de continuar la tarea de Mons. Mariano, de hacer historias de cada centro misional; releyó el folleto ‘Bodas de plata’ 1976-2001, de la Hna. Amparo Pérez; en la meditación se detuvo especialmente en dos mociones: pastoral social y ecumenismo.

Un importante material indígena

Misa matutina dominical; la capilla se llena; piden por la Hna. Olga, que cumple setenta y un años; en estos días el fraile ha disfrutado, a sorbos, de páginas de Adrienne von Speyr, El triunfo del amor.

El Hno. Korta llegó en el Sky Truck de Mariano; el fraile conversó con el ignaciano antes de misa; el Hermano jesuita quiere que exista una más estrecha colaboración de los capuchinos con la Universidad Indígena. Misa bastante concurrida; después, en la plaza, Farid encabeza a los aguinalderos; Korta obsequió al fraile los primeros folletos (12) para la Educación Intercultural Bilinüe producidos en la UI; algunos son cartillas, otros son cuentos; hay uno sobre cómo hacer canoas; son material en yekuana, yaruro y eñepá. Misa matutina en Urimán; el fraile viajó a Kapaure acompañado por las Hnas. Ángeles y Grisel; confesiones, misa, bautizos; traduce Dionisio; Grisel anima los cantos. Korta comunicó a los frailes que ha considerado la posibilidad de cambiar Kakurí por unas comunidades yekuanas del río Paragua, como sede de su retiro, al dejar la dirección de Causa Amerindia y la UI.

Visita a Kamarata

Almuerzo interrumpido por el sonido de una avioneta; brusca salida para Kamarata; Olga le despide de las otras Hermanas; el piloto sigue hacia Ciudad Bolívar; un joven le acompaña hasta el centro misional, donde le espera Jaime, el misionero dominico; dialogaron varias horas, con bastante franqueza; Jaime es el que lleva el ritmo, y pone los temas; el fraile lo interrumpe para hacer alguna pregunta o comentario; algunos temas: vida religiosa actual muy aburguesada; dificultades serias para abastecerse de medicinas y víveres, por el costo de los fletes aéreos; casos terribles de violación o seducción en el seno de algunas familias; hay algo de turismo en esta temporada, una buena noticia para Uruyén y Kavac; Proyecto Mayú y alcaldía han hecho promesas pero...; Edelca ha dictado unos talleres de autoestima y tiene programados otros; Generoso, predicador laico de Kavanayén visitó Kuana, una de las comunidades de esta parroquia... El fraile disfruta, antes de dormirse, de ‘La ley de los varones’, de Maurice Druón; historia novelada del s. XIV francés; muerte de Luis X, el turbulento; cónclave cardenalicio, tres regentes echando el pulso por la corona.

Días de trabajo y tiempo personal

Levantada, aseo, cafecito, misa sin homilía, saludo a los kamarakotos, desayuno; los dos frailes comparten las comidas con las dominicas (Severiana, Elvira, Célida y Clementina; la última está de visita); otra jornada compartida con Jaime, quien le presta un texto de Paul Valadier sobre Nietzsche; un ‘ladrillo’; el fraile fue hasta Kovipa; caminata y meditación; los miembros de la Orden franciscana seglar (OFS), que vinieron en misión desde Kamoirán, Kamakén y Canaima, no se encontraban allí, habían ido a Sta. María.

Rutina matutina; misa; el fraile predica, usando el pantón de Kukui turiau; los miembros de la ofs le invitaron a acompañarlos a S. José; hora y media de caminata y diálogo; escucha su versión sobre los roces con Adriano, párroco de la zona de Cuyuní; les hace algunas correcciones; aguinaldos, confesiones, misa; Francisco Gómez hizo de traductor; varias personas intervinieron en la homilía y después de la comunión; Jaime envió un carro a buscarle; es uno de los pocos vehículos existentes en la comunidad; el dueño de éste es comerciante.

Siguen la jornadas diarias

Después de beber el café fue a Kovipa; confesiones, misa, bautizos; comida comunitaria; más tarde llevaron la comunión a dos ancianos esposos; ; allí Estanislao y Douglas animaron el encuentro con aguinaldos en pemón; Jaime y el fraile cerraron jornada con una película mediocre.

Gran Sabana VenezolanaRutina inicial; el fraile confesó a algunas personas después de misa; las dominicas visitantes se fueron de paseo, acompañadas por sor Severiana y Célida; el fraile terminó la primera lectura del texto de D. Thomas; lo llevará a Santa Elena para sacarle copia; comienza a leer el texto de G. Simpson; casi ningún dato novedoso; confirma lo sabido por otros estudios, sobre los taurepanes y los arekunas; salta páginas con muchos detalles sobre instrumentos y cestería; disfruta, en la noche, de buenas páginas del Credo de H. Küng; el tema cristológico tiene sabor arriano; da coces al aguijón del prólogo joánico.

Reflexiones finales

El fraile vuela con el Cap. Vittorio a Uruyén, donde celebra confesiones, misa y bautizos, con los turistas y con los habitantes de la vecina comunidad de Sta. Marta; una joven madre entonó los aguinaldos, en pemón; vio una foto de National Geographic de 1949; una expedición cuyo guía era Laimez, un aventurero europeo, pionero en Canaima y en los alrededores del Auyantepui; sigue leyendo páginas del Credo de H. Küng; da mucha importancia a Auschwitz, pero apenas habla de los condenados de la tierra, 2/3 de la humanidad; frente a la realidad del dolor, silencio hondo, de fe, y solidaridad; caminata y meditación; otro diálogo con Jaime; necesidad de desmontar el modelo piramidal de los centros misionales clásicos, y de pasar a nuevas tareas misionales, con equipos itinerantes.

Entre kamarakotos

El fraile presidió la misa; uno de los jóvenes de Kamakén se acercó para invitarle a Kovipa; allí realizó confesiones, celebró misa, y tomó parte en la comida comunitaria organizada por Cosme; su hermano, Damián, hizo de traductor en la misa. El capuchino llevó la comunión a Elena y su esposo, dos ancianos kamarakotos; allí estaba Adela, la abuela de Gilberto Abati, entonces jefe de comunidad en Kamarata; ella entonó cánticos en pemón. Cena con Jaime, el superior de este centro misional, y las dominicas locales; las dominicas venezolanas se habían marchado.

Rutina matutina, incluyendo misa y mesa; el fraile terminó de leer ‘Credo’ de H. Küng; el último capítulo y el de la pasión son muy buenos; retomó la lectura de la obra de G. Simpson sobre los kamarakotos; un detalle curioso: según este autor los miembros de este subgrupo pemón antiguamente enterraban sus muertos en cuclillas y hacían segundo entierro, como los wayú.

Algunos detalles de las jornadas

Al día siguiente el fraile participa en misa, pero sin concelebrar, por si llega la avioneta durante la eucaristía; prosigue la lectura del texto de Paul Valadier: Nietzsche critica a Strauss por aburguesado, a Schopenhauer porque su pesimismo no da lugar a una actitud creadora; Lutero, y la reforma en general, deshacen la unidad católica y dan lugar al imperio del individuo; la alienación del activismo... No pudo salir de Kamarata; Alfonso, piloto de Transmandú, vino, pero va a Canaima y dice que allí hay muchos turistas que desean volar; mejor esperar a mañana aquí en Kamarata.

Domingo: rutina inicial, incluyendo misa y mesa; el fraile vuela con Alfonso a Luepa, gratis; en el mismo avión viajan Adela, Matilde (una nieta que vive en Santa Elena), su niño, otra mujer y un hombre llamado Pedro; un turista les da la cola hasta Fuerte Luepa; dos horas aguardando una cola o un bus; Adela, su nieta y su bisnieto quieren ir a Rápidos a almorzar. Un brasilero le da la cola al capuchino hasta la capital municipal; tarde de descanso; diálogo con Miguel, el maestro de postulantes; reencuentro con los frailes. Habló por teléfono con padre, madre y hermana; gracias a Dios todos se encuentran bien.

Entre taurepanes

El fraile lee la revista SIC y el texto de Paul Valadier; noticias en tv (elección de directiva en Asamblea Nacional; reunión de la Conferencia episcopal venezolana; mensajes de Nuncio y Mons. Baltasar Porras); diálogo con Maite, la coordinadora de ‘Itekare yuwa’, el proyecto de transcripción y traducción de la Logoteca pemón.

Martes: el mendicante conversa con Jesús De La Torre acerca de la necesidad de organizar el departamento de pastoral social (salud, microempresas, derechos humanos) del vicariato; lee Mayin Arönin, el periódico bilingüe de Proyecto Mayú; también lee Sörököntö y otros cuentos, el primer volumen de la colección Utamonton pantonü, fruto del trabajo del equipo ‘Itekaré yuwa’ y de un acuerdo de edición de CVG-Edelca y el Vicariato del Caroní; en una primera lectura: no entiende por qué han publicado dos versiones de un mismo cuento; el cuento del wiu wiues muy parecido al de kukui turiau; en el cuento de pechí un ángel es transformado, por el ilustrador, en un alienígena.

Gran Sabana VenezolanaUn nuevo libro sobre cuentos indígenas

El fraile y Garik, el párroco, toman parte en el ‘bautizo’ del primer volumen de cuentos de la colección Utamoton pantonü, fruto del equipo ‘Itekare yuwa’, coordinado por Maite; Jesús De La Torre, delegado del Obispo para el Convenio con Edelca, representó al Vicariato en el acto; sus palabras fueron de más calidad que las de los otros oradores (Nino, Alcalde y presidente de Edelca); entretejió datos de los relatos del libro ‘bautizado’ con datos del evento; la Hna. Lilian y los niños de Kavanayén, y Benedicta Asís y tres compañeras, fueron el detalle artístico; Garik hizo de fotógrafo; Javier filmó; después de siesta, caminata y meditación; la Hna. Sunilda, paraguaya, accidentada más allá de Quebrada Arapán, durmió en casa.

San Ignacio y algunas noticias

El domingo el fraile viajó a S. Ignacio, dejando al venerable Pbro. Lucio en Mapaurí; misa; después de la eucaristía la maestra Regina le brinda un refresco; en su biblioteca topa con ‘Pensamientos’ de Pascal, que pide prestados; ella le informa que siguen las tensiones comunitarias entre los pemones y su jefa, y la línea ‘criolla’, con la directiva de la asociación civil a la cabeza; una carmelita laica y otra de clausura participaron en la misa vespertina, en la capilla ‘S. Francisco’, en la capital municipal; las hospeda en casa antes de marcharse a lo de la catequista Esperanza, donde toma parte en la fiesta decumpleaños de la anfitriona, junto con Garik, el párroco, las catequistas y algunos de sus parientes.

Día de retiro

Lee un texto centrado en la solidaridad creativa; el fraile pone freno a las impaciencias apostólicas de los postulantes; primero deben ser pacientes pastorales; este es un buen día para retomar el itinerario personal, para rumiar la existencia, la Palabra y el nombre de Jesús, en el lugar de Robles, quien los ha acompañado; el capuchino reflexiona acerca de la simultaneidad de las pequeñas tareas, la atención a las mociones en el hondón y las tareas de solidaridad creativa; debe cerrar ‘ventanas’ (especialmente en lecturas), profundizar en el hondón y centrarse en las tareas más importantes, que sintonicen con el proyecto del Vicariato del Caroní; siente que sus contactos con los criollos de la capital municipal van en aumento; piensa que esto es responsabilidad del párroco.

Cubrir detalles en el Vicariato

El fraile retoma clases con los postulantes; este día corresponde Catecismo Universal; hacen un recuento de lo visto, antes de continuar; al ritmo que van no tendrán tiempo para verlo todo; pero eso no le preocupa; lo que más interesa es que los postulantes asuman el método de tejer letras, unción y pastoral; la profesora Demetria se acercó a pedir orientación para su nueva materia (Historia del arte);reunión con el Obispo y Eleazar, el provicario, para preparar la Asamblea del Vicariato; el Obispo quiere que el fraile haga una nueva incursión en el tema de la interculturalidad, articulando el marco teórico de Bengoa con datos locales; el Obispo realizará una iluminación teológica; tendrán un espacio para dialogar sobre el nuevo enfoque de catequesis (itinerarios y de adultos) y sobre una misión bíblica; en alguna noche se hará la presentación del Centro digital de documentación.

Diálogos y fiesta

Esa tarde tuvieron, en Arayewük, una mesa de diálogo sobre coyuntura del pueblo pemón, con la participación de Gilberto Abati, quien habla de la realidad de Kamarata (problemática y búsqueda de soluciones); cuenta su experiencia de visitas médicas con el equipo de Cenasai en distintos lugares del Edo. Bolívar; subraya la importancia de la educación formal, incluso en las pequeñas comunidades; discierne luces y sombras de una vía de penetración; expresa la importancia de usar el turismo como fuente de trabajo, pero sin abandonar la agricultura; valora el sentido comunitario y organizativo de los yekuanas; dice que se va llegando al consenso de demarcar por sectores; aborda el triste tema del alcoholismo y la drogadicción...; este encuentro es interesante; un jefe de comunidad con peso específico en todo su sector (kamarakoto), dialogando serenamente con mujeres que han hecho a pulso una asociación de artesanas que es punto de referencia para su comunidad (taurepán).

Los indígenas fomentan su desarrollo

Dos ‘arañas’ (Beatriz y Maigualida), y Marisabel, profesora de Fe y Alegría, son parte de la mesa de diálogo con el jefe local, capitán Jorge González; Jorge expresa su visión de la realidad (problemas y búsqueda de soluciones); la comisión de salud funciona; están aprovechando un local vacío de la Dirección de Asuntos Indígenas para ubicar a los médicos cubanos, que ya están trabajando, aunque se quejan de poca receptividad por parte de la comunidad; parece que esto se debe a ruido político; el liderazgo de Jorge va provocando cambios internos en educación, pero se necesita una impronta más indígena; no ha habido respuesta de Luisa Pernalete en relación al taller sobre interculturalidad con asesoría de la Universidad Indígena de Tauca; la experiencia de ‘las arañas’ es exitosa y atrae a nuevas socias; Jorge y las tres mujeres manifiestan preocupación por los males crecientes de droga, sexualidad desordenada y alcoholismo, con las secuelas en la vida familiar y en la formación de niños y jóvenes.

Gran Sabana VenezolanaPreparativos y celebraciones

Los postulantes hacen compra de víveres para la experiencia apostólica; los gastos totales, incluyendo los envases de gasolina, la gasolina, los aceites y las bujías, rondan los trescientos mil bolívares; sea por la formación y la pastoral; el fraile envió un mensaje radial, a través de la central de la alcaldía, a Simón Velásquez, jefe de S. Miguel de Caracol; hizo copias del material de ‘Ministerios laicales’ para la correría misional; en la noche, misa y mesa por el cumpleaños episcopal; el Obispo preside, predica y canta, con su acordeón; el no sólo hace la fiesta, es la fiesta; la gente que asiste (unas setenta personas) se siente muy contenta de compartir este momento; los postulantes asan la carne; las catequistas y los del grupo juvenil ayudan a servir; hay además seglares franciscanos y otros parroquianos como el dueño del Hotel Lucas, Javier y su esposa; Jesús y Rafael son anfitriones; Lucio celebra al lado de Javier.

Comienza la travesía por el Kukenán

El fraile y los postulantes viajan a S. Ignacio; dejan el Toyota en casa de la maestra Angelina; a las 10:30 salieron, con Crescencio, aguas abajo, por el Yuruaní; tardaron dos horas hasta la desembocadura en el Kukenán; esto es una hora más de lo previsto; la demora se debe a la poca profundidad del río, que tiene muchos palos en su curso; a las 2:30 pm dejaron dos mujeres en el puerto de S. Miguel de Caracol; a las cuatro desembarcaron en S. Moisés de Waramá, donde Nazario y su mujer los atienden; tumá, kachiri, alojamiento, en la capilla que hace de escuela y de hospedería; las casitas de esta comunidad están muy deterioradas; en contraste, los postulantes notan que los niños tienen mejor formación que en otras localidades; les comento que el maestro es licenciado por la UPEL; por cierto, su hija Doris, maestra de preescolar, saldrá mañana para comenzar sus estudios en la misma universidad, en el núcleo de la capital municipal; acuerdan un horario, que incluye una visita a Urekén, donde vivía el padre de Nazario, patriarca de esta zona.

Manos a la obra

Misa matutina (setenta participantes, veinte comuniones, dos bautizos); el sacerdote se dedica a las acostumbradas reuniones, pequeña (matutina) y amplia (vespertina), para trabajar con el instrumento ‘Los ministerios laicales’; los postulantes cantan, juegan y dan la catequesis de la creación a los niños (cuarenta y cinco); en la asamblea amplia son quince adultos; aquí viven diez familias y otras tantas en Urekén; algunos miembros de estas comunidades son mineros; la esposa de Nazario cocina para los visitantes; baño en el Kukenán.

Visita a Urekén

Celebraron la misa (un bautizo); aquí, desde hace años, el Dr. Moreno tiene una concesión; los indígenas no están contentos con su presencia; el jefe segundo de estas comunidades, hermano de Nazario, trabaja en la mina vecina; cerca hay una parcela de Codsa; Gregoria, ex-interna, y su gente, los tratan con mucha cortesía; Crescencio bebe kachiri sin parar; el misionero conversa con Nazario y con su hermano, el minero; uno de los temas de diálogo es la campanita que dejara el P. Ignacio a Juan Daniel y este donara a la abuela de Nazario, quien a su vez la legó al papá de Nazario, quien ya falleció; ahora la campanita está en la capilla de Urekén; Margarita González le regaló al fraile unos diamanticos de poco valor; a las 2:30 pm salieron del puerto de Urekén, en el Kukenán; a las 3:25 dejaron a algunos miembros de S. Moisés en su comunidad; a las 4:50 pasaron por el puerto de Apoipó; a las 6:30 arribaron a Paramán, que está a la orilla de una laguna que tiene un desaguadero al Kukenán; Silvino y Salustia, maestros, los hospedan en el local del ambulatorio; Salustia cocina para los visitantes; los postulantes y un grupo de niños alternan cantando.

Más los trabajos catequéticos

Los postulantes tuvieron dinámicas y catequesis con los niños; hace tres o cuatro años que un sacerdote los visitó (el Pbro Lucio, que durante cincuenta años ha sido el evangelizador de estas pequeñas comunidades, en todo el Vicariato); el fraile conversa con Silvino y Gonzalo, un minero itinerante, mientras llega Marcelino, el jefe, desde Makutá; en la tarde, a partir de las 3:30, realizan el encuentro con los adultos (17 personas presentes); insisten en la importancia de formar ministros de la Palabra y piden que invite a miembros de la Unidad Técnica de Proyectos; 50 participantes en misa, vespertina; sólo comulgaron los postulantes; Eulogio, hermano de Marcelino, y sus padres, son bautistas, discípulos del Hno. Ramón Oronó, quien ahora reside en la Paragua, donde tienen una Misión; Eulogio presta la guitarra para animar los cantos; el estuche tiene el ticket de American Airline; es una donación de la iglesia bautista. Los adultos disfrutan viendo a los chiquillos jugando con los Hermanos; recuerdan que hace unos años, los hermanos maristas también hicieron dinámicas y juegos; ellos habían acompañado al Hno. Omar, desde Wonkén.

Gran Sabana VenezolanaAhora en Makutá

Confesiones, misa matutina y bautizos (12); Salustia organiza el almuerzo y un partido de volley ball; es entusiasta esta docente; Crescencio se va al otro lado del Kukenán a celebrar, con abundante kachiri, con sus compadres; Eulogio hizo bautizar a sus pequeños; después de misa, mientras el fraile fue a ungir a la madre de Salustia, varios vecinos marcharon a ver qué sucedió con dos reses que aparecieron muertas; primero pensaban que podía ser el tigre; regresaron preocupados por la presencia de kanaimas; una res ya estaba descompuesta; la otra la levaron parte a Makutá; a las 4:45 estaban los viajeros en la desembocadura del desaguadero de la laguna de Paramán; media hora hasta el puerto de Yagrimá, desde donde caminaron otra media hora hasta Makutá, donde los recibieron Victoriano y Ubaldo, hospedándolos en casa de un cuñado del segundo, que está ausente. Una sobrina de Victoriano hace la cena.

Continúa la travesía

Crescencio se fue temprano a buscar gente de Paramán; celebran la misa con participación de los visitantes de dicha comunidad; tres bautizos; Salustia organiza unos partidos de volley; Gonzalo vino con los visitantes; parece que se va a quedar aquí unos días, a probar suerte, como minero artesanal; Marcelino es el jefe de un equipo minero que labora con máquinas de un pemón de Waiparú; no hay escuela en esta comunidad; algunos niños estudian en Paramán; en el almuerzo, de carácter festivo, por los bautizos y la visita, comieron carne asada, acompañada por los infaltables casabe, tumá y kachiri; después que se marcharon los visitantes realizaron una asamblea, con participación de 12 personas, para compartir lo dialogado en las otras comunidades; hacen eco a educación, pastoral familiar, ministerio de la Palabra y posible proyecto productivo; aquí criaron reses, pero Victoriano señala que no tenían experiencia y por eso se terminó el rebaño; más tarde Victoriano encabezó el aleluya y pidió, luego, que rezaran el rosario.

Pampatamerú: la comunidad adventista

Después de la misa, tiempo libre; una joven lavó la ropa sucia de los predicadores; el fraile aprovechó para terminar de releer la carta de Juan Pablo II a los artistas; Mauricia, madre de Abigail, les obsequió una mata de orquídea; ecos de la lectura nombrada (Platón: el concepto de ‘belleza-verdad’; S. Agustín: la consideración de Dios como belleza, semejante a S. Francisco; Dante: ensalza, en su poema holístico, la belleza de la Virgen María; Dostoyevski: la esperanza en que la belleza salve el mundo); estaban listos para salir cuando la amenazante lluvia los detuvo; Abigail y Gonzalo les ayudaron con la carga hasta el puerto de Yagrimá; navegaron media hora hasta Pampatamerú; el fraile advierte a los postulantes que aquí deben ser serios y prudentes, porque un malentendido puede provocar un conflicto con los hermanos adventistas; José Francis los atiende en su casa, cortés pero distante; los hospedan en el ambulatorio, donde también habitan unos jóvenes que han venido de la zona de Wonkén para trabajar en la mina local; la maestra Rafaela informa que sólo tres familias son católicas (Mundó, Ibarra y Pérez); ella sugiere que los postulantes hagan dinámicas y juegos con los pequeños, en la escuela, y luego vayan al lugar de su suegro, para bendecir la Sochí que han hecho y celebrar allí la misa y unos bautizos; Rafa les hace la cena y brinda su mesa y platos; son 32 familias en Pampatamerú, según José Francis; hace veinte años todos eran católicos; un tío de Belisario fue uno de los  primeros en hacerse adventista; ahora, además, hay algunos bautistas; la capilla adventista es grande, de barro, y techo de zinc, como algunas casas; Rafaela tiene una bodega; el otro maestro de la comunidad es su hermano Bartolomé; la capilla católica está siendo usada como depósito de material de construcción que tiene como destino Wonkén, donde Enrique Mundó es el capitán; antes de José Francis, el jefe local era el mismo Enrique.

Un trabajo prudente

Los postulantes comparten juegos y dinámicas con los niños; son 52 en matrícula; están presentes algunas madres; José Francis quien ayer autorizó la celebración de la misa en la escuela, se ausentó; fue a Apoipó a buscar cemento para la nueva edificación escolar; en la mañana casi todo el poblado se puso en marcha hacia la mina; tiempo para leer, meditar, conversar con Rafa.

Crescencio los cruza en la barca; después caminan una hora hasta Kuarmaparú, donde la familia Mundó, con el viejo Enrique a la cabeza, los hospeda en la casita de su hijo Enrique y Martina, quienes viven en Wonkén; saludan a los miembros de este pequeño caserío, cenan y se retiran.

Llega el día de regreso

Confesiones, misa (24 personas), tres bautizos; Carlos Francis y Rafaela están dispuestos a casarse con sus respectivas parejas; bendición de la Sochí; el fraile propuso el nombre de S. Juan Diego como patrono; pequeña comida comunitaria y en marcha; ya en Pampatamerú, los postulantes prepararon el almuerzo; compraron aceite y galletas en la bodega de Rafaela; obsequiaron a Rafa y su hermano el texto de Sörököntö y otros cuentos; dos jóvenes, uno de ellos de Wonkén, pidieron la cola hasta el puerto de Apoipó; salieron inmediatamente después de almuerzo; los postulantes leen, el capuchino medita; los tres están leyendo biografías de Francesco (Kazantazakis, Calasanz y Manselli); en el sitio que desembarcaron los dos jóvenes mineros estaba una señora lavando arena aurífera; tardaron tres horas de Yagrimakén hasta S. Moisés, donde Nazario y su gente los hospedan con cariño.

Escala en la comunidad de S. Miguel

Desayuno, misa, salida; hora y media de navegación hasta S. Miguel de Caracol; desde Mapaurí avisan que está extraviado, en la selva, un joven que reside en S. Ignacio; el fraile avanza en la lectura de ‘El Señor’, de Romano Guardini; almuerzo, siesta, lectura señalada; los postulantes tuvieron catequesis, con los niños; en la radio una voz se identifica como Misión Paragua (bautistas); diez comuniones en la misa. Simón, el jefe local, ha llegado; acuerda con el fraile que mañana habrá otra misa y luego partirán aguas arriba; el fraile durmió solo en la casita del Pbro. Lucio, donde está la radio comunitaria.

De vuelta al punto de partida

Salieron de S. Miguel a las 9:40 am y llegaron al puerto de S. Ignacio a las 2:15 pm; el fraile y los postulantes comparten un rato con Angelina y los suyos; estaba presente la capitana de S. Ignacio; afirma que las familias organizadas bajo la autoridad de la Asociación de vecinos son una minoría; la mayoría reconocen como autoridad a la capitana y su junta directiva.  

Notas fragmentadas 

Jueves: viaje en Toyota hasta Iwokén; caminata hasta Monte Bello; después de almuerzo descansaron el fraile y los tres postulantes; en la tarde el fraile dialoga con el jefe para acordar el cronograma; cierran la jornada con rosario y cena.

Viernes: en la mañana, confesiones, misa y reunión con un puñado de personas sobre los derechos de los pueblos indígenas; en la tarde asamblea (12 adultos) sobre el mismo tema y vía crucis (50 personas).

Sábado: mañana semejante a la de ayer; tiempo lluvioso; almuerzo de cuenta cuentos (los Makunaima); tarde de caminata hasta Iwokén; vuelta a casa.

Jueves: visita a Kamakén; 40 personas en misa, 15 comuniones.

Viernes: 70 personas en misa, 30 comuniones; pequeña reunión matutina y asamblea comunitaria en la tarde (20 adultos, derechos de los pueblos indígenas).

Sábado: misa matutina (50 personas, 25 comuniones); en la tarde regresaron a Sta. Elena.

Domingo: se comunica con Claudia por internet y lee fragmentos de los cuadernos de S. Weil.

Lunes: llega el Hno. René, Hermanito de Foucauld, veterano misionero entre los yekuana del Caura; dialogaron; el Hno. René está intentando tejer redes pastorales entre Guyana, Brasil y Venezuela; día de retiro.

Martes: los postulantes animan una actividad con niños de 1° a 4° en Fe y Alegría; el fraile conversa con Garik, el párroco, acerca del proyecto parroquial; llegan los participantes de la Asamblea del Vicariato del Caroní.

Miércoles: primer día de la Asamblea del Caroní. Llegan el Hno. Miguel y doce postulantes. Jueves: continúa la AVC; el fraile confirma la reunión de fraile confirma la reunión de pasaje en Caribe.

Viernes: final de la AVC; fue refrescante la intervención de la Hermana Guadalupe, venida desde Maturín, experta en la catequesis de itinerario; tareas emanadas de la AVC: talleres para agentes de pastoral; implementar la catequesis dicha; producir insumos pedagógicos para la Educación Intercultural- Bilingüe; organizar eventos de difusión de la cultura pemón; apoyar microempresas; crear secretariado de pastoral social. El mendicante viajó a Pto. Ordaz en la noche.

Sábado: reunión de la directiva de Causa Amerindia, en el Colegio Loyola; el fraile vuelve a Sta. Elena en la noche, en Caribe.

Domingo: día de transición (mañana saldrán de gira misional, por el Kukenán).

Lunes: de la capital municipal a Campo Alegre; acuerdan cronograma con maestro y capitán; almuerzo, descanso; pequeña reunión con líderes comunitarios; misa (40 personas, 10 comuniones).

Miércoles: después de misa el fraile fue a Sta. Elena a llevar a una niña al Hospital; una herida en el pie, mal curada; la dejan hospitalizada; regresa a Campo Alegre; a las 3:40 pm salen del puerto local; 4:56 en Yuruanikén; 6:30 en el puerto de S. Miguel; fueron hospedados en la capilla; cena y hamaca.

Jueves: misa matutina (40 personas, 20 comuniones); asamblea sobre derechos de los pueblos indígenas y revisión de compromisos comunitarios.

Viernes: misa matutina (60 personas, 25 comuniones); 12:00 m puerto de San Miguel; 1:38 pm puerto de S. Moisés; confesiones y misa vespertinas (60 personas, 10 comuniones); una abuela en la confesión (“aquí vinimos a sufrir; ya quiero irme”).

Sábado: 8:55 am, puerto de S. Moisés; 9:30 puerto de Urekén; confesiones y eucaristía (60 personas, 20 comuniones); almuerzo; vuelta a S. Moisés.

Domingo: 8:30 am misa y bautizos (80 personas, 25 comuniones); 2.30 pm salida hacia Paramán; 6:15 llegada a Paramán.  Continuará en el próximo número... 

*
*
Por favor, calcula 4 mas 7.*